15.4.16

Avenida Cloverfield 10: Suspenso minimalista

El suspenso constante, con una amenaza que nunca queda del todo clara, fue una de las virtudes que hicieron de Cloverfield. Monstruo (Reeves, 2008) un filme de culto instantáneo. Esta fórmula se repite en Avenida Cloverfield 10, ópera prima de Dan Trachtenberg.

Luego de una pelea con su novio, Michelle sale de casa y mientras conduce se ve envuelta en un accidente automovilístico. Cuando despierta, se encuentra en una habitación hecha de concreto y con una pierna encadenada a la cama.

A partir de allí, tanto la protagonista como los espectadores irán descubriendo todo: desde la identidad del enigmático captor, encarnado por el bonachón -y por ello doblemente siniestro- John Goodman, hasta la presencia de otro personaje que, al parecer, está allí por puro gusto.

Aunque la cinta transcurre en espacios cerrados y sin grandes alardes de producción, es ágil y mantiene al espectador tratando de dilucidar las razones que mantienen a este peculiar trío bajo tierra, temerosos de la amenaza exterior y desconfiando de los propios compañeros.

Curiosamente, es cuando la protagonista emerge a la superficie que la cinta pierde potencia dramática para echar a andar la maquinaria que dará pie a una presumible secuela que, desde luego, ya estamos esperando.

AVENIDA CLOVERFIELD 10
Dirige: Dan Trachtenberg.
Actúan: Mary Elizabeth Winstead, John Goodman, John Gallagher Jr.
Duración: 103 min.

No hay comentarios:

Publicar un comentario